domingo, 24 de diciembre de 2017

Marcela y El Representante

Después de que me divorcié pasé una etapa que estaba perdida. Estuve 2 años sin hacer el amor , una loca estaba hecha.

Se me dio un par de veces pero fue horrible, solo sexo por el sexo. No podíamos hablar de nada, solo cogiamos. Buen sexo, pero yo estaba muy instisfecha emocionalmente.

Conocí un chico en Facebook.  Nos hicimos novios/amantes virtuales.

La regla era no vernos afuera del chat... o sea,  hacer todo virtualmente... ¿entendés?

En realidad no sé qué éramos.
Confunde mucho ese tipo de relaciones por internet. Me ayudó a estar menos sola.  Hablábamos mucho por el chat. Me hacía reír.  Nos veíamos las caras, obvio...y por las fotos de FB.

Hablábamos mucho de sexo...de lo que nos gustaba... de sus exes y de los mios... Los chats se convirtieron en chats demasiado "Hot".

Como te dije, ninguno de los dos quería tener nada en el mundo real... Estabamos de acuerdo que en el mundo real todo era más dificil. Yo le pedí por favor que no se enamorara de mí proque yo, seguro, no me iba a enamorar de él. No sé si lo entendió pero bueno... eran divertidas nuestras charlas.

Una dia me anunció que para mi cumple me iba a hacer un "regalo especial" ¡Por Dios, qué locura!

El regalo era un consolador/dildo/pene realistico...como sea que se llame.  Él lo llamaba  su "representante".

Yo le decía que no,no,no... pero me lo mandó igual. Lo compró en una tienda en el Centro.

Cuando lo recibi -por correo privado-  casi lo tiro a la basura, asi, sin ni siquiera abrirlo. Pero me vino curiosidad y lo abrí.

Era increible. Creo que lo hicieron del molde del coso de un actor porno. No era grande ni chico, el tamaño perfecto, 17, 18 cms de largo, mas o menos. Igual, a mi grandes no me gustan, o sea, todo bien...pero me lastiman...

"Ya que estamos...", pensé y lo probé. Nunca jamás habia usado un consolador,  me tocaba o a lo máximo, usaba el mango del cepillo del pelo... ¡Qué vergüenza contar esto!

Pero con el Rep...

¡No lo podía creer! ¡Me enamoré!

"¡Quedaste allá atrás en la fila... tu Representante ahora es mi novio!", le dije por el chat. Nos matábamos de la risa.

Obvio, él quería que lo usara con la camarita, él se moría por verme usarlo. Pero yo le dije que no, nunca le mostré como lo usaba. Le contaba  lo que hacía y se ponía como loco...me pedia por favor.

Se desesperaba este chico, el amante virtual... Se ponía demasiado pesado, pedigüeño... mendigaba.

Pero nunca le mostré.  Alguna vez en sutién... y las tetas... Él se masturbaba frente a la camara pero a mi no me gustaba mucho, a veces me calentaba pero era medio triste la situación.

Al final el "Rep" era solo un pedazo de goma... El abrazo con el hombre, esa energía era lo que necesitaba en realidad...La energía del hombre, yo quería.

El Rep estaba bárbaro. Lo usaba 2 o 3 veces por día, me hice adicta.

Pero necesitaba un tipo. Yo quería una pareja de verdad, de carne y hueso, no un Vadinho, como lo llamaba yo a mi amigovio virtual.

No le decía nada pero había empezado a salir con otros. Había uno que me estaba gustando mucho.

Le decía que me iba a gimnasia, a hacer yoga.  Iba de verdad pero me gustaba uno en la clase y... miradita va, miradita viene...que te ayudo con la posición, que te hago un masaje... ¿no?  Al final se dio con ese chico... y ¡Chau Rep! ¡Chau Vadinho!

Tiré al Rep a la basura. A veces lo extraño.

(Marcela, 34 años)

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Nota: sólo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.